Puntuación de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]

Los triángulos de emergencia dirán adiós, en favor de señales luminosas

 

Los triángulos de emergencia que llevamos utilizando durante varias décadas parecen tener los días contados. El objetivo es reducir el número de atropellos que se producen al bajar del coche para señalizar una avería o accidente.

La vida útil de los triángulos de emergencia tiene fecha de caducidad. El hecho de bajar de un vehículo y tener que caminar por la vía para indicar una incidencia pone en riesgo la seguridad de los conductores. De hecho, el número de este tipo de atropellos se han multiplicado en los últimos años. Según los datos registrados por el organismo dirigido por Pere Navarro sólo en 2019, un total de 117 personas perdieron la vida tras ser arrollados mientras colocaban los triángulos de emergencia.

Ante esta delicada situación, la DGT ha tomado la decisión de sustituir estos elementos por nuevas señales luminosas que se colocarán sobre el propio techo de nuestro coche. Se trata de un pequeño dispositivo que podrá ser colocado sin abandonar el habitáculo de forma similar al de los coches de policía secreta. Gracias al anclaje magnético que incluyen estas luces rotativas podrán colocarse con el simple gesto de bajar la ventanilla. Su uso convivirá con el de los triángulos de emergencia y será de obligado cumplimiento a partir de 2024.