Puntuación de nuestros lectores
[Total: 2 Media: 5]

Los ciclistas que cruzan un paso de peatones subidos en la bici se enfrentan a multas de hasta 200 euros

 

Lo vemos a diario en las ciudades: ciclistas subidos a la bici esperando cruzar un paso de peatones transversalmente.

Aunque el primer impulso es ceder el paso, lo cierto es que el Reglamento General de Circulación no contempla que los conductores de bicicletas tengan prioridad de paso respecto a los vehículos en los pasos de peatones a no ser que circulen por un carril bici o crucen el paso a pie. Y es que las bicis son consideradas vehículos.

Si se baja de la bici, se convierte en peatón

El Reglamento General de Circulación establece que un ciclista solo tendrá prioridad de paso en caso de que circule por un carril bici o un paso para ciclistas debidamente señalizados. Así, solo tendría preferencia sobre los coches si se bajara de la bici -considerada un vehículo- y cruzara por el paso de peatones a pie, ya que se convertiría en peatón.

Además, en el artículo 65 se estipula que «en las zonas peatonales, cuando los vehículos las crucen por los pasos habilitados al efecto, los conductores tienen la obligación de dejar pasar a los peatones que circulen por ellas», aludiendo también a los ciclistas.

Por lo tanto, las bicicletas no pueden circular por las zonas peatonales, como las aceras o los pasos de peatones. De hecho, la normativa contempla en el Artículo 65.4 multas de hasta 200 euros para los vehículos que invadan cualquier espacio peatonal, al considerarse una infracción grave.