primer combustible a partir de aguas residuales
Puntuación de nuestros lectores
[Total: 1 Media: 5]

SEAT y Aqualia han unido fuerzas para desarrollar el proyecto SMART Green Gas, cuyo objetivo es obtener biocombustible renovable y de origen 100% español, procedente de aguas residuales, para poder utilizarlo en vehículos de gas natural comprimido (GNC).

El primer paso de esta colaboración, que durará cinco años de duración, ha sido iniciar las pruebas piloto en la planta depuradora de aguas residuales de Jerez de la Frontera (Cádiz). Para ello SEAT ha entregado dos vehículos SEAT León TGI a Aqualia, con los que se podrán realizar las pruebas necesarias con el biometano obtenido de aguas residuales para confirmar y verificar toda la cadena de producción hasta la obtención y uso del combustible.
La principal ventaja de este proyecto es que el uso 100% de un vehículo de biometano permite una reducción del 80% en las emisiones de CO2 de todo el proceso (incluyendo producción y distribución del combustible) en comparación con uno de gasolina.

Según Félix Parra, director general de Aqualia, “el desarrollo del proyecto Smart Green Gas sobre una planta depuradora de tamaño medio, podría producir potencialmente un millón de litros de biogás al día, suficiente para poder mover más de 300 vehículos. Esto permitiría a las poblaciones abastecer, por ejemplo, a la red de autobuses urbanos, camiones de basura, coches de policía o ambulancias, entre otros”.

Según datos de la propia SEAT, el coste por km del GNC es un 30% inferior que el del diésel y un 50% inferior que el de la gasolina. Y es un combustible con una mejor eficiencia energética, pues la energía contenida en un kilo de gas natural es equivalente a 1,5 litros de gasolina, 1,3 litros de diésel y 2 litros de GLP o autogas.